×
hace 1 mes
[arte]

Se conoce Leila Guerriero a través de sus reportajes

Publica la argentina Teoría de la Gravedad, libro donde recopila sus columnas de opinión

Imprimir
Se conoce Leila Guerriero a través de sus reportajes
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Uno es periodista todo el tiempo, no hay una manera de sacarse el traje, sostiene desde el otro lado de la pantalla, en Buenos Aires, Leila Guerriero (Junín, Argentina, 1967). “Me parece que el periodismo está en todos lados”.

En videollamada, la autora, una voz ya referencial dentro del periodismo contemporáneo latinoamericano, habla de Teoría de la Gravedad, un libro donde ejerce el oficio de la manera más doméstica posible: hablando de sí misma.

Una suerte de investigación interna, de reconocimiento, de autorreporteo.

“¿Qué hacen todas estas cosas sobre mi escritorio?”, se pregunta en uno de los 95 textos incluidos en el libro
, la puerta de entrada a un desglose de recuerdos que, de pronto, se agolpan: “¿Qué hace el olor pegajoso del brillo para labios que usaba en las fiestas de la adolescencia, cuando esperaba con taquicardia imbécil a que P. me sacara a bailar un tema de Air Supply?”.

O qué hace aquel atardecer en la terraza de su abuela mientras esta colgaba las sábanas y ella escuchaba el ulular del silencio sintiendo que podía volar.

“¿Qué hace todo esto acá, vertido sobre mi escritorio como una infección?”.

Y Guerriero, siempre desde sí, se encuentra vertida precisamente ante el lector a través de Teoría de la Gravedad.

“Yo creo que uno se conoce poco,
y que está lleno de preguntas más que de respuestas”, dice sobre el interruptor del volumen, editado por Libros del Asteroide.

El título compila las columnas más personales que publicó en el diario El País entre 2014 y 2019,
antes de saltar a la edición semanal.

Al momento de aquel encargo, recuerda, se convertía en la única columnista latinoamericana presente en esas páginas, y su intención, como autora, fue abrirla a las problemáticas de su región.

“Imaginé la columna como un gran mural, y que ese mural tuviera dos vetas, una veta más coyuntural, relacionada con cuestiones sociales, políticas, qué se yo; hablar de cuestiones que sucedían en América Latina y, otra, quizá cuestionar, quizá revisar la mirada que se tenía de Latinoamérica desde Europa, y la otra veta, que es la que está recogiendo este libro, es una veta, vos decías, ‘más personal’, y yo creo que sí, pero que es también muy universal”, detalla.



Enfoque personal

De modo que Teoría de la Gravedad se va a lo micro y escarba en ella, pero tocando a los demás,
pues refiere a la naturaleza humana en general, a las expectativas y las expectaciones, a los sueños y las relaciones con los otros, a los recuerdos y, entre muchos otros temas, a la infancia, ese lugar fundacional, pero igualmente terrible como temible, según define.

Pensando en el periodismo, que es el eje de su vida profesional, a quién podría interesarle de cuando, por ejemplo, conoció el mar, se cuestiona a sí misma la autora, laureada el año pasado con el Premio Internacional Manuel Vázquez Montalbán de Cataluña y en 2010 con el de la Fundación Nuevo Periodismo de Colombia por una crónica sobre la dictadura argentina, El Rastro en los Huesos.

En principio, Guerriero evoca un principio de Eugenio Scalfari, fundador del diario italiano La República, de que el periodismo es contarle a la gente cosas que le pasen a la gente, lo cual está en la base, opina Guerriero, de todo ejercicio informativo.

“Por más que (el libro) habla de mí, habla del otro”, precisa.

No le interesaba, entonces, hacer un ejercicio de catarsis pública, sino tender un paisaje interno que va de lo oscuro a lo más estridente y que, a pesar de ser muy personal, explica, va más allá.

“Una especie de panorama interno con muchas ventanas abiertas al exterior”.

Guerriero, quien pasa la cuarentena por la pandemia de Covid-19 en Buenos Aires, tuvo que cancelar 14 viajes que tenía programados para 2020, entre ellos los que tenían que ver con la promoción de Teoría de la Gravedad, pero hay una cita en México que todavía mantiene en su agenda para el próximo año: su participación en la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, dentro de la cual presidirá el jurado.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}