×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
31 Octubre 2020 04:03:00
Va el Presidente por más fideicomisos
Escuchar Nota
El presidente López Obrador ha dado la instrucción a su Gabinete de desaparecer otros 82 fideicomisos y fondos públicos que administran recursos financieros por casi 60 mil millones de pesos, que pasarían al presupuesto del Gobierno federal para ser utilizados “en la atención de la pandemia por Covid”. Los nuevos instrumentos financieros que se desaparecerán están adscritos y administrados en varias secretarías del Gabinete federal y en organismos públicos descentralizados, y comprenden desde el Fondo para la Protección de los Derechos Humanos, de donde se pagaban indemnizaciones o apoyos a personas violentadas en sus garantías fundamentales por el Estado, hasta el Fondo para la Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

La lista de los 82 nuevos fideicomisos que deberán ser eliminados ya fue enviada a las distintas dependencias federales desde la Presidencia de la República con la instrucción precisa de que procedan a su desaparición inmediata, que en estos casos, por tratarse de fondos y fideicomisos que son de acceso directo para las dependencias públicas, no requieren de aprobación en la Cámara de Diputados y solo serían materia de un decreto presidencial en el Diario Oficial de la Federación para dar aviso de su extinción por causa de utilidad pública, aunque sí tendrán que seguir todo el proceso legal y administrativo para extinguir esos instrumentos.

Con los 60 mmdp que se obtendrán de esta extinción, el Gobierno de López Obrador sumaría ya una bolsa de 128 mil millones de pesos, cuyo destino no está debidamente transparentado ni etiquetado. En total, con los 82 fondos ya enlistados, sumarían 191 fideicomisos y fondos extintos, sumados los 109 que ya extinguieron los diputados y senadores, aunque todavía permanecerían activos cerca de 150 fideicomisos públicos que administran un total de 600 mil millones de pesos en sus arcas.

También los estados tienen sus fideicomisos

En la Secretaría de Hacienda tienen documentada la existencia de 322 fideicomisos creados y administrados por los 32 estados de la República y que en conjunto administran fondos por 290 mil millones de pesos de recursos públicos que, en muchos de los casos, no son fiscalizados ni reportan sus movimientos porque se amparan en el secreto fiduciario.

Aunque prácticamente en las 32 entidades tienen y utilizan estos instrumentos fiduciarios, el estado de la República que mayor número de fideicomisos tiene activos es Aguascalientes, que administra 13 mil 519 millones de pesos en 14 fideicomisos estatales; le sigue CDMX con 5 mil 103 mdp depositados en 14 fideicomisos; el tercer lugar lo ocupa Veracruz, que invierte 4 mil 697 mdp distribuidos en 22 fideicomisos; Puebla, con 2 mil 114 mdp en 26 fideicomisos; Morelos con mil 888 mdp en 13 fideicomisos; Jalisco, con mil 693 mdp en 43 fideicomisos (es el estado con más cantidad de fideicomisos); Nuevo León, que administra mil 583 mdp a través de 33 fideicomisos y Chihuahua, que tiene depositados mil 507 mdp en 10 fideicomisos.

La pregunta obligada y necesaria, sobre todo para los gobernadores que han defendido la permanencia de los fideicomisos en el Gobierno federal y han cuestionado su desaparición, es ¿qué tantos de las decenas de fideicomisos que tienen en sus estados resisten una auditoría y una revisión del uso y destino de los recursos públicos que administran?

Sería importante que los gobiernos estatales hicieran un ejercicio de transparencia e informaran con ánimo de rendición de cuentas cuántos fideicomisos y fondos públicos se manejan con recursos estatales y cómo se ejercen esos recursos. Digo, para que hubiera congruencia entre el decir y el hacer… Los dados mandan Escalera doble. Buen tiro.
Imprimir
COMENTARIOS